français
  INICIO  
|
  POLÍTICA  
|
  ECONOMÍA  
|
  SOCIEDAD  
| |
  TÍTULOS  
 

La Habana, capital de la isla bella
 

Compartir

 
La Habana y su Malecón. (Foto Lukas Mathis / Wikipedia / CC BY-SA 2.0)

por Pilar VALERO

La Habana, 11 mayo 2018 (LatinReporters.com) - “Lo que fuí, lo que soy y seré por mi isla bella”… Cantan jóvenes en el Malecón de La Habana el éxito de la banda cubana de moda Orishas, que alcanzó fama mundial con la fusión de música tradicional y hip-hop.

Un contraste que como la capital de Cuba enamora al visitante: decadente y a la vez pletórica de vida y creadora de nuevas tendencias.

Al pasear por el centro histórico, declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y contemplar los bellos edificios coloniales invade la sensación de estar en otra época o visitando un museo al aire libre.

Los característicos "almendrones" habaneros, autos americanos de los años 50. (Foto Pilar Valero)

La Habana fascina por su arquitectura y monumentos históricos pero mucho más por el colorido de la vida en la calle, paseando sin rumbo fijo y descubriendo rincones con mucho encanto que reflejan el alma de la ciudad y de su gente.

Se puede deambular a pie por el centro histórico y la Habana Vieja, o con más glamour en uno de los característicos "almendrones", autos americanos de los años 50 renovados y pintados de diversos colores pastel.

El Capitolio de La Habana. (Foto Pilar Valero)

Entre los monumentos más representativos, son recomendables las cuatro plazas de la Habana Vieja (la de Armas, San Francisco, Vieja, y de la Catedral), el Capitolio que recuerda el mismo edificio de Washington, el Gran Teatro de La Habana, el Castillo del Morro, el Hotel Nacional y varios palacios e iglesias, joyas de la arquitectura colonial, barroca y de Art Decó de la capital cubana.

La enorme Plaza de la Revolución alberga la sede del Consejo de Ministros, el Memorial al héroe nacional José Martí y el famoso gran mural del “Che” Guevara. Es el lugar emblemático de desfiles y grandes concentraciones.

El gran mural del “Che” Guevara en la Plaza de la Revolución. (Foto Pilar Valero)

La Habana mira al mar y el extenso Malecón es centro de atracción turística por sus vistas panorámicas a la caída del sol y ser punto de encuentro y uno de los mejores exponentes de la vida de sus habitantes.

El son y otros ritmos caribeños forman parte del sonido cotidiano de la ciudad donde cantan y bailan con una gracia natural desde los más jóvenes hasta los abuelos.

En el corazón del centro histórico de la capital es visible el importante proceso de restauración realizado en plazas y edificios, incluidos locales míticos del cine o la literatura.

Mujeres en La Habana. (Foto Pilar Valero)

El recuerdo del premio Nobel de Literatura Ernest Hemingway perdura en el ahora restaurado hotel “Ambos Mundos”, donde durante los años treinta escribió algunas de sus más célebres novelas y desde el que caminaba hacia los ahora famosos bares “La Bodeguita del Medio” a beber un “mojito” y el “Floridita” cuya especialidad sigue siendo el “daiquiri”.

El legendario cabaret Tropicana mantiene desde 1939 su espectáculo con más de un centenar de artistas que derrochan sensualidad al ritmo de bailes caribeños.

También uno de los más populares bares de La Habana muy frecuentado por la mafia en los años 20, el “Sloppy Joe's Bar” recrea renovado la decoración y el ambiente de la época.

El "Floridita", uno de los mas famosos bares de La Habana. (Foto Pilar Valero)

Y para terminar una jornada a caballo entre la historia y el presente, una cena única en “La Guarida”, el famoso paladar (restaurante en manos privadas) situado en un antiguo edificio sin restaurar que guarda el aspecto decadente de principios del siglo XX.

Allí se rodó la exitosa película cubana “Fresa y Chocolate” y han comido entre otros el actor Jack Nicholson, la reina Sofía y la cantante Rihanna.

Sin olvidar ir a Coppelia, la “catedral del helado” en el barrio de El Vedado, que nació por impulso de Fidel Castro con el objetivo de producir más sabores de helado que las marcas estadounidenses, siendo ahora un lugar tradicional de reunión de jóvenes.

Familia habanera. (Foto Pilar Valero)

La nueva cocina cubana que fusiona recetas tradicionales con nuevas ideas gastronómicas es también un reclamo turístico hacia los ya abundantes paladares y restaurantes en hoteles que ofrecen un alto nivel culinario.

La capital de la bella isla caribeña está de moda y en 2019 proyecta celebrar por todo lo alto el 500 aniversario de su fundación con diversos eventos. Entre ellos, el próximo mayo será sede de la Feria Internacional de Turismo (FIT Cuba), con España como país invitado de honor.

La Plaza del Parque Central en La Habana. (Foto Pilar Valero)


ARTÍCULOS Y DOCUMENTOS RELACIONADOS

  INICIO  
|
  POLÍTICA  
|
  ECONOMÍA  
|
  SOCIEDAD  
| |
  TÍTULOS  
LatinReporters.com - América Latina - España